06/11/2020    0 Comentarios
Postales de Navidad: La felicitación más personal

Postales de Navidad: La felicitación más personal

Ya se acerca el momento más feliz del año, la Navidad. Una época en la que todos nos volvemos más amables. Una temporada llena de colores i buenos deseos que nos ayudan a acercarnos un poco más a nuestros seres queridos.

En artículos anteriores ya os habíamos hablado de otras tradiciones navideñas; por ejemplo, vimos la historia y evolución de una de las tradiciones más conocidas en nuestro país, el belén.

Hoy, nos centramos en otra tradición muy típica de la época navideña: las postales de Navidad. Esta práctica, que tiene casi 200 años de historia y últimamente había caído en el olvido, ahora vuelve a ganar fuerza entre la población.

¿De donde vienen las postales de Navidad?

Mucha gente considera que las primeras postales de Navidad tienen su origen en la Edad Media, cuando los monjes empezaron a imprimir pequeños grabados religiosos, que posteriormente vendían a peregrinos y visitantes.

 

La verdad, es que las primeras postales de Navidad las encargó en el año 1843, un conocido político, escritor e inventor inglés. Sir Henry Cole, famoso por haber fundado el museo Victoria & Albert, encargó a su amigo John Calcott Horsley, un conocido artista, el diseño de una litografía que representara una escena navideña.

 

En este caso, eligió una imagen litográfica pintada a mano, en la que se veía a una familia que brindaba por sus seres queridos. En los laterales, se representaron dos buenas acciones; a un lado dar de comer a los pobres i, en el otro, dar ropa a los más necesitados. Finalmente, añadieron la frase “Feliz Navidad i prospero año nuevo” en el centro.

Postales de Navidad

 

Horsley imprimió 1.000 unidades de estas tarjetas, y Cole envió la mayoría a amigos y familiares como una felicitación de Navidad. El resto, las vendieron por un chelín cada una, estableciendo así un precedente para la posterior comercialización masificada de las postales de Navidad.

Esta primera venta masiva, empezó a coger forma en el año 1860 de la mano de Thomas Nast, el creador de la imagen de Papá Noel. En el año 1862 empezaron a imprimirse en serie, hasta que, en el año 1893 se consolidó esta tradición cuando la reina Victoria de Inglaterra encargó 1.000 postales de Navidad a una imprenta británica. De esta manera, las postales de Navidad se convirtieron en una auténtica tradición Victoriana incentivada por la mismísima reina, y popularizada en el resto del mundo por el “Cuento de Navidad” de Charles Dickens.

La primera postal de Navidad creada en España, se imprimió en el año 1831. Esto puede parecer contradictorio, pero lo cierto es que el objetivo no era el mismo; mientras que Cole envió sus postales a modo de felicitación a amigos y familia, los repartidores de periódicos de Barcelona las usaron para conseguir aguinaldos.

Postales de Navidad en la actualidad

Las representaciones de las postales de Navidad han ido evolucionando a lo largo de los años. Puede sorprender que, al principio, se optaba por temáticas vinculadas a la llegada de la primavera, como flores o hadas, en detrimento de imágenes de paisajes invernales o religiosos.

 

Más adelante, en el siglo XX, las guerras mundiales hicieron cambiar los gustos del público, que empezó a consumir imágenes y temáticas mucho más patrióticas, así como humorísticas. Esta evolución es un claro ejemplo de los efectos sociales de la guerra en la población.

 

Hoy en día, la tendencia europea es felicitar la Navidad con postales que representen escenas religiosas y de temática claramente navideña, con renos, árboles de Navidad, elfos y Papá Noel.

¿Y tú? ¿Ya has enviado tus postales de Navidad?

Tradicionalmente, las postales de Navidad se envían pocos días antes de la celebración de esta fiesta, es decir, entre el 20 y el 25 de diciembre. Es aconsejable mandarlas con tiempo, ya que son fechas en las que el servicio de correos tiende a tener mucho trabajo, ya se sabe que no es fácil enviar cartas a Oriente.

 

Una tenencia que empieza a ponerse de moda es la creación de postales de Navidad DIY o Do It Yourself. Con cartulina, rotuladores, tiempo y un poco de imaginación conseguiréis resultados únicos y muy originales, que seguro que encantaran a todos vuestros seres queridos. Además, si tenéis hijos pequeños, es una muy buena manera de tenerlos entretenidos y pasar tiempo con ellos, a la vez que cultiváis su creatividad.

 

Si no tenéis tiempo de crear vuestras propias postales de Navidad, o preferís invertir el tiempo personalizando el mensaje más que la imagen, desde la tienda del Monasterio de Sant Benet de Montserrat tenemos la solución perfecta. Os ofrecemos una gran selección de diseños de postales de Navidad entre las que elegir. Escoged los que más os gusten y haced vuestro pedido por correo electrónico, especificando el número de referencia de los modelos que queráis encargar.

 

Esperamos que recuperéis la tradición de enviar postales de Navidad a las personas a las que queréis, y que podáis disfrutar juntos de esta época tan mágica y especial.

Compartir esta Noticia

Comentarios

Has de acceder para comentar